Contacta con Nuestros Especialistas 02 -5117-652

¿Por qué hay tantos precios distintos cuando queremos alquilar un vehículo?

¿Por qué hay tantos precios distintos cuando queremos alquilar un vehículo?

Siempre y lo primero que aconsejamos es: Revisar detenidamente las condiciones del contrato de arrendamiento.  Muchas veces, lo barato, puede salir bastante más caro.

Seguro que has visto por la ciudad precios de autos para alquilar que rompen los ojos, o al menos están muy por debajo de la realidad del mercado. Y cuando hablamos de “realidad del mercado” nos referimos explícitamente al mercado formal.

Cuando quieres alquilar un auto en Quito, encontraras una oferta muy amplia de negocios que se dedican a esto desde hace muchos años y que han logrado ser reconocidos por sus clientes gracias a mucho esfuerzo y perseverancia.

Pero hay un componente esencial que ha hecho que esos negocios de muchos años hayan llegado a donde están, y eso va todavía un poco más allá de trabajo y dedicación.

Confiabilidad

Lograr que un cliente confié en tu propuesta no solo se obtiene con un precio atractivo.

Digamos que un precio atractivo es normalmente la puerta de entrada para lograr un acercamiento con el cliente, pero seguro que hay bastante más que eso detrás de un precio bajo.

¿Has oído el refrán popular que dice…

cuando la limosna es grande, hasta el ciego desconfía

Bueno, pues por ahí es donde van las primeras señales de alarma.

Si hay algo que no tiene lógica, es pensar que los negocios de alquiler de vehículos sin chofer en Quito o en cualquier otro sitio del mundo no quieren ganar dinero.

Y si para ganar dinero, solo alcanza con poner un precio de alquiler al 50% del valor del precio normal de mercado… seguramente todos los negocios de renta de carros seriamos millonarios, aunque la realidad nos indica que todas hubiéramos desaparecido, junto con nuestros precios al 50% de descuento.

¿Cómo detectar los problemas en una oferta?

Y es que hay un submundo de ofertas, de esas que se pueden ver en un carro parqueado en la calle con un cartel encima con el texto “Alquilo $30/día”.  ¡Esas sí que son ofertas…!!

Aunque vamos a analizarlas detalladamente y ver que tan reales pueden llegar a ser.

Porque hay ofertas ciertamente buenas y otras que parecen demasiado buenas para ser ciertas.

Este es, sin lugar a duda, el primero de los aspectos que cualquier persona está en capacidad de analizar físicamente y que están asociados directamente a las “magnificas ofertas”:

  • El aspecto general que predomina en este tipo de negocios es de informalidad. (no hay que ser muy observador para entender que no es la renta de autos su actividad principal).
  • Generalmente no cuentan con un ambiente agradable o al menos diferenciado para el tipo de actividad. (y no es algo estrictamente necesario, pero cuando no existe, las señales de alarma se disparan).
  • Habitualmente no cuenta con un parqueo propio. Por tanto, si te ves revisando el carro que deseas alquilar en la calle, sabrás que algo no está funcionando como debería…. (¡DANGER!)
  • La revisión del carro es generalmente rápida, poco especifica y sin mucho detalle… ¿quizás solo lo más evidente? ¡Muy probablemente!

Si al final todo se trata de un tema de costos.  Te ahorras de aquí algo, de más allá otro poco y al final, como tus costos son menores, los trasladas al cliente final…parece simple ¿verdad?

¡Erroooooor!

Porque una cosa es no estar cómodo esquivando carros en la calle (mientras revisas como te entregan tu vehículo de alquiler o firmas el contrato), y otra muy distinta es entender si realmente ese contrato te favorece o si, por el contrario, te perjudica.

¿Como saber si un contrato me favorece o me perjudica?

…”la salsa está en la letra pequeña” he escuchado alguna vez.

Pues, nunca mejor dicho.  Sin embargo, hay algunas cláusulas que, en la emoción que conlleva alquilar un carro, y todos esos planes que tienes para cuando ¡por fin estés de viaje! te puedes pasar por alto.  ¿Y después? pues, si… a pagar los platos rotos.

Presta atención a estos breves consejos y desconfía si algo no te queda absolutamente claro:

1-     Tiempo de Devolución de la Garantía.

Generalmente, hay clausulas especificas al respecto.  Si al buscarlas te percatas que ese contrato no las tiene definidas claramente, es momento de tomar precauciones.

2-     Recargos Adicionales

Si algo debe quedarte absolutamente claro, es cómo y en que momento pueden cobrarte recargos adicionales.  Verifica que hay un apartado donde lo indique y pregunta todo lo que no entiendas si es el caso.

3-     En caso de daños en el vehículo de alquiler

Nadie esta libre de que esto pueda suceder.  Y para eso existen los seguros, los cuales tienen condiciones especiales. Verifica que los datos de “deducibles y lucro cesante” estén debidamente informados.

Como podrás ir entendiendo, este asunto de las “empresas que alquilan vehículos baratos” en realidad no es verdad.  Solo hay que entender que “barato” significa “menores servicios y seguridades”.

Mantenimientos y cuidados de los vehículos

Aquí radica otro de los aspectos que juegan ineludiblemente en los costos vinculados al alquiler.

Las empresas que han logrado mantenerse en el tiempo y crecer en fortaleza, difícilmente lo han logrado por un efecto de la suerte.  Mas bien, esto ha sido fruto de un trabajo programado, paciente, metódico y que ha tenido como objetivo, brindar un servicio de calidad.

Y si alquilas vehículos, la calidad se demuestra en el producto que entregas a tu cliente.

Mantener en condiciones optimas un carro tiene un costo interesante, sobre todo cuando se trata de vehículos de alquiler. El uso masivo que suelen darle a los carros, conducidos por personas diferentes, con estilos de conducción diferentes y cuidados distintos.

Eso repercute directamente en las prestaciones técnicas y mecánicas que son necesarias atender de forma periódica y programada, si lo que buscas como empresa es una larga vida en el mercado y tu meta esta en brindar seguridad a tus clientes y un reconocimiento sobre tu servicio.

Ahorrar dinero en mantenimientos periódicos afecta directamente la línea de costos, y eso se traduce en “ofertas poco creíbles”

Entonces y en corto…

cuando veas un precio por arrendamiento de los “baratos” piensa que tu seguridad y la de tu familia, pueden depender de ello.

¿Qué riesgo puedo correr alquilando un vehículo muy barato?

Lo primero que te vamos a decir, es que no tenemos nada contra una competencia de precios, la cual y por razones obvias se encuentren dentro de la formalidad y en condiciones de servicio semejantes.

Sin embargo, y como hemos explicado a lo largo de este post, siempre encontraras alguna oferta que rompa los ojos, y si eres como la mayoría de las personas, seguramente vas a comparar un precio con otro.

Pero si analizas lo que te hemos explicado, entenderás que hay un riesgo implícito cuando alguien oferta un auto de alquiler con un 50% de descuento (por decir algo) del precio normal del mercado.

Eso quiere decir, de forma lisa y llana, que algo que deberían estar incluyendo en el alquiler del vehículo, NO lo están haciendo.   Y eso puede aparejar riesgos importantes que pueden afectarte a ti, a tu familia o a tu bolsillo.

¡Presta atención…!

  •  Puedes sufrir un desperfecto en el vehículo por falta de un mantenimiento adecuado.

Eso podría causarte un gran malestar por la perdida de tus planes, desde los muy sencillos hasta otros con perjuicios más grandes… ¿Qué tal si pierdes un vuelo?

  • Un desperfecto mecánico puede ocasionar un accidente

Un accidente pequeño o grande no hace mayor diferencia al hecho que tú mismo, tu familia o amigos pueden quedar expuestos a experiencias lamentables, por decir lo menos.

  • Puedes exponerte a estafas respecto a las garantías que te cobraron.

Y si no leíste detenidamente las condiciones que te propusieron en el contrato, por experiencia te podemos decir que es una práctica más común de lo que piensas.  Y eso, tu lo pagas en dinero que será muy, pero muy difícil que recuperes totalmente.

  • Pudieras estar pagando por daños que tú no has causado al vehículo.

Y como corolario de todo un sinfín de “costos” que estas empresas se ahorran, tu podrías estar perfectamente pagando daños que tu no has hecho como si fueran propios. Poca claridad contractual, dificultad para calcular los deducibles y el lucro cesante del seguro, falta de mantenimientos y otras “perlitas en el collar” pueden llevarte a la catástrofe económica.

En resumen…

Debe quedar claro el propósito de este post.

En Xpress, defenderemos siempre el derecho que todos tenemos a trabajar dignamente, de forma sacrificada y tratando de salir adelante de la mejor forma.  Pero así como deseamos bienestar para todos,  no podemos desconocer situaciones que suceden en nuestro sector y que por desconocimiento, por economía o ambas,  muchas personas caen en negocios  de los que difícilmente salgan bien librados si se trata de temas económicos o en el peor de los casos, en tragedias con finales que nunca se podrán reparar.

Nuestro propósito es sumar para el pleno conocimiento de un negocio en el que hemos estado por muchos años, al que ponemos empeño y empuje cada día y con el que pretendemos servir de la mejor forma posible.

Cada mes y de acuerdo con nuestro calendario de eventos sugerimos a nuestros clientes una serie de promociones u ofertas que favorecen tanto a nuestros ya clientes como a los que aún no lo son. Siempre en condiciones ventajosas y de total seguridad para todas las partes.

Que te parecen… ¿te animas?

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading...